Masculinidad.


Poseo la suerte
y la desgracia

de deber
y de desear

vivir mi masculinidad de tal forma
en que ponerme para nadar cada día el bañador "de mujer"

que te tape las tetas, claro

y cruzarme conmigo mismo en los miles de espejos del polideportivo
no me suponga nada màs

que absurdez
y risa.


¿Es posible una masculinidad trans que no implique misoginia?

No hay comentarios:

Publicar un comentario